Go to Top

How to treat endometriosis

De media se tarda 8 años en diagnosticar la enfermedad. Los expertos en la materia advierten de la importancia de la sospecha como elemento clave para su diagnóstico.

endometriosis_ivfdonostia-1

No es la primera vez que dedicamos espacio en nuestro blog a hablar sobre la endometriosis. Hasta ahora casi desconocida, esta enfermedad crónica afecta al 15 % de las mujeres en edad fértil. Por ello, cada vez son más los estudios que investigan y están avanzando en el diagnóstico, prevención y tratamiento de esta patología.

La endometriosis, ¿qué es?

La endometriosis es una enfermedad crónica inflamatoria que consiste en la aparición de tejido endometrial fuera del útero, sin embargo, su detección no es sencilla. Un dato relevante que confirma esta afirmación es que profesionales expertos en ginecología tardan, de media, 8 años en diagnosticar la enfermedad. ¿Por qué tanto tiempo?

Los síntomas que provoca esta enfermedad en ocasiones pueden ser confusos. El síntoma más frecuente es el dolor, generalmente en periodos de menstruación, aunque no siempre sea así. Otro es la esterilidad o incapacidad para conseguir el embarazo. Resulta bastante frecuente el diagnóstico de la enfermedad en mujeres que acuden a Unidades de Reproducción Asistida con problemas relacionados con su dificultad para quedarse embarazadas. Sin embargo, también puede ser asintomática y no manifestarse.

{{cta(‘8263fcf1-b166-49b6-a29b-0124116145dc’,’justifycenter’)}}

En este marco, el diagnóstico de la endometriosis se ha ido convirtiendo cada vez más en un área importante de investigación. La sospecha de la enfermedad en mujeres con estos síntomas y las revisiones ginecológicas son el mejor aliado para los profesionales que trabajan en el cuidado de la salud de la mujer. El objetivo de estos avances es dar respuesta a ese 15 % de mujeres afectadas, personas a las que la enfermedad les condiciona directamente su calidad de vida.

Avanzando en el tratamiento

Una de las líneas de actuación más relevantes a nivel estatal en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad se ha dado en Aragón, donde varios hospitales de referencia han sumado la experiencia y el conocimiento de sus especialistas en endometriosis para realizar, de manera coordinada, un proyecto conjunto con tres objetivos:

  • Crear un programa formativo dirigido a médicos generales, ginecólogos y matronas.
  • Desarrollar un protocolo de actuación común ante posibles casos de endometriosis.
  •  Poner en común tratamientos para conseguir un procedimiento unificado.

El primer programa formativo tuvo lugar a comienzos de febrero y, siguiendo nuestra filosofía de estar siempre informados sobre los últimos avances en Ginecología y Reproducción Asistida la Dra. Estefanía Rodríguez, ginecóloga de nuestro equipo, acudió a la cita.

El programa giró en torno a las nuevas tendencias en diagnóstico y tratamiento, mencionando la mejora en la sospecha de la enfermedad como punto fuerte. Según su testimonio, el diagnóstico es vital para poder responder con un tratamiento adecuado a las mujeres que lo padecen y, la mejora en esta línea durante los últimos años ha sido significativa. Asimismo, varios médicos expertos explicaron nuevos signos ecográficos que ayudan a la detección de la endometriosis profunda, una de las más complicadas de identificar.

El segundo foco de la jornada estuvo centrado en el tratamiento de la enfermedad. Hasta hace pocos años, era muy frecuente operar de entrada a las mujeres cuando se les diagnosticaba. Hoy en día, los profesionales apuestan inicialmente por tratamientos médicos menos invasivos con analgésicos, anticonceptivos y otras terapias tanto hormonales como no hormonales, que permiten mejorar la sintomatología de muchas pacientes, para ver la evolución de la enfermedad y poder tomar decisiones tras analizar la respuesta. Esta afirmación estuvo respaldada por expertos cirujanos de Valencia y Madrid; hablaron sobre la importancia de una buena indicación quirúrgica, resaltando que está dirigida a mujeres que no responden al tratamiento médico o mujeres con afectación en otros órganos como el riñón o el intestino.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *