Go to Top

Transferencia embrionaria de un único embrión

Transfert embryonnaire

La transferencia embrionaria es una fase decisiva dentro de un tratamiento de fertilidad y, muchas de nuestras pacientes nos preguntan en consulta ¿es mejor transferir un solo embrión o más de uno?

Hablamos con la Dra. Rodríguez, Codirectora Médica y Responsable de Investigación de IVF Donostia para explicar qué implica la transferencia de más de un embrión en un ciclo de reproducción asistida.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la última década, el número de hijos de madres mayores de 40 años ha aumentado en un 63,1%. El retraso en la maternidad, es el gran factor por el que, junto con la calidad del esperma, cada vez más parejas tienen que recurrir a la medicina reproductiva para conseguir el embarazo.

 

Ventajas de transferir un solo embrión

En primer lugar, debemos entender que con la transferencia de un solo embrión no reducimos la probabilidad de embarazo. También es útil entender la diferencia entre “ciclo” y “transferencia embrionaria”.

Entendemos como ciclo, el periodo de tiempo en el que la paciente genera, con ayuda de la medicación y buenos hábitos, óvulos de mejor calidad. Una vez realizada la punción, se fecunda en laboratorio con el mejor espermatozoide. No es hasta la valoración del especialista cuando, en el día 5-6 de desarrollo embrionario, llega el día de la transferencia embrionaria.

En IVF Donostia recomendamos transferir los embriones de 1 en 1 en estado de blastocisto (desarrollo del día 5). De esta forma, disminuimos al máximo el riesgo de embarazo múltiple y las complicaciones asociadas a ello. En algunos estudios recientes, se ha comprobado que la transferencia de varios embriones a la vez no mejora las posibilidades de embarazo, sino que las puede llegar a disminuir en el caso de existir una respuesta inmune anómala.  Este tipo de respuestas impide la correcta implantación del embrión y cuando la transferencia es de más de un embrión, se potencia y afecta todavía más a los embriones.” explica la Dra. Estefanía Rodríguez.

Por lo tanto, al final del ciclo y de haber transferido los embriones necesarios para obtener un embarazo, la probabilidad final será igual o mayor.

 

Los riesgos de transferir más de un embrión

Cada paciente es único y dentro de cada tratamiento hay condiciones que debemos valorar de manera individual. Existen casos donde, por la calidad de los embriones, la transferencia se realiza en el día 2-3 de desarrollo, aquí valoramos con los pacientes qué decisión es la adecuada.

Por lo tanto, se puede realizar la transferencia de dos embriones pensando que uno de ellos solamente llegará a blastocisto y conseguirá el embarazo.  El problema es que, si se implantan los dos, y el no genéticamente correcto termina abortando, esto puede generar un riesgo en el otro que si es genéticamente correcto.

Cuando hablamos de blastocisto nos referimos a embriones desarrollados en el día 5-6 de cultivo embrionario. Sabemos que son capaces de implantar y llegar a embarazo, siempre indicamos la transferencia de un embrión único.

 

¿Qué hacer con los embriones sobrantes?

Si se obtiene más de un embrión en estadio de blastocisto, existen varias opciones. Por un lado, se puede optar por la vitrificación de embriones para el uso de la misma pareja o mujer.

Gracias a la tecnología actual podemos transferir el mejor embrión y congelar los otros embriones para luego usarlos.

Puede interesarte este testimonio

Embriones Congelados: ¿y ahora qué? 

Cuando se ha llegado al embarazo y todavía existen embriones, se puede elegir entre:

  • Donación de los embriones con fines reproductivos: En IVF Donostia existen casos muy especiales donde mujeres que han pasado por alguna enfermedad, mujeres que desean emprender la maternidad en solitario o, solo por razones económicas, deciden acudir a la adopción de embriones. Con la ayuda de otras pacientes, que han tomado esta bonita decisión de donar sus embriones criopreservados, podrán cumplir el sueño de formar una familia.
  • Donación de los embriones con fines de investigación: siempre en centros autorizados y proyectos autorizados.
  • Destrucción de los embriones sin otra finalidad: Este será el destino último siempre que no se quieran utilizar y no se deseen donar.

Tecnología de vanguardia: las técnicas para la transferencia embrionaria

Actualmente con la tecnología que disponen todos nuestros laboratorios del grupo IVF-Life mejoramos las técnicas de la reproducción asistida, de modo que, según los embriones que analicemos, podemos transferir un solo embrión con la mayor probabilidad de conseguir la implantación.

La selección embrionaria y ventana de implantación

Para poder seleccionar el mejor embrión nuestros embriólogos toman decisiones siguiendo criterios morfológicos, cinéticos y genéticos.

Técnicas como el timpe-lapse, el Test de receptividad endometrial (ER MAP) y el Test Genético Preimplantacional (PGT) ayudan a la mejora continua para seleccionar el mejor embrión y hacer la transferencia embrionaria en el mejor momento.

transferencia embrionaria

“No debemos olvidar el factor endometrial”. Destaca la Dra. Estefanía.

Aclara que “No podemos transferir un embrión en el momento que nosotros queramos. Para poder realizar una transferencia embrionaria debemos llevar a cabo una serie de pasos con el objetivo de preparar el útero para que el embrión implante correctamente y se pueda desarrollar durante el tiempo que dura el embarazo.”

 

El factor diferencial de la transferencia embrionaria

En nuestras clínicas de fertilidad del grupo IVF-Life recomendamos la realización de algunos exámenes médicos para asegurar, ya no el buen desarrollo de los embriones, si no, la selección del mejor embrión y el mejor momento para transferirlo.

Pues con las técnicas necesarias, la tecnología de vanguardia y el equipo especialista que disponemos en IVF Donostia reducimos el riesgo de embarazo gemelar sin disminuir las probabilidades de éxito.

“Nuestra política es la de no transferir más de un embrión si este es genéticamente testado. En nuestras clínicas tenemos la perspectiva que siempre es mejor transferir un embrión testeado, para evitar que las transferencias múltiples sean un problema para el embrión sano”. Dice la doctora.

Lo cierto es que cada caso y cada historia es única, en IVF Donostia trabajamos con la tecnología reproductiva más avanzada y, gracias al trabajo de nuestro equipo de embriología, médicos, enfermería y asistentes personales podemos ayudarte a conseguir un sueño común: formar una familia.

Si necesitas consultar tu caso con nuestra especialista, puedes reservar una cita pinchando aquí.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *