Go to Top

Ser madre a partir de los 40 años ¿es posible?

ser madre a partir de los 40 años

Ser madre es una de las decisiones que marcan la vida de muchas mujeres. Es una decisión importante, tanto en solitario o en pareja, donde se espera el momento ideal para tener hijos. Es una realidad que cada vez más mujeres posponen su maternidad. Son varios los motivos (económicos, sociales, laborales) por los que se retrasa la edad para ser madre, es entonces cuando una mujer se pregunta: ser madre a partir de los 40 años ¿es posible?

En la actualidad, cada vez es más común encontrar mujeres que deciden afrontar la maternidad más allá los 40 años. A partir de esa edad, existen riesgos que pueden alterar el buen desarrollo del embarazo, pero también existen ventajas como veremos en este artículo.

Riesgos de ser madre a partir de los 40 años

Es importante que las mujeres que superan esta edad, tengan en cuenta los riesgos que pueden aparecer tanto para la madre como para el futuro bebé.

– Es frecuente que puedan aparecer dificultades durante el embarazo como: tensión, strong>preeclampsia, diabetes gestacional, un parto prematuro o la ruptura prematura de membrana.

Baja Reserva Ovárica: a consecuencia de la edad, la calidad y cantidad de los óvulos disminuye por momentos. Además, a medida que aumenta la edad de la mujer se incrementa el riesgo de comportar alteraciones cromosómicas en el bebé. Aquí es donde la reproducción asistida puede aumentar las posibilidades de éxito y conseguir el embarazo de un bebé sano, bien por medio de la selección embrionaria o, a través de tratamientos como la Ovodonación.

– Otro de los riesgos que puede sufrir la futura mamá a partir de los 40 años es que existe mayor probabilidad de tener un aborto espontáneo.

Es importante incrementar los cuidados y estar siempre bajo control médico, ya que, según datos clínicos aportados por el INE, más de un 51% de mujeres entre 40 y 44 años puede sufrir aborto. A partir de esta edad el riesgo de un aborto espontáneo se eleva hasta el 93%. Nuestra Dra. Estefanía Rodríguez afirma que “el 35-40 % de las mujeres que acuden a consulta tienen más de 40 años”.

Es por ello que cada año, en nuestro Centro IVF Donostia de Reproducción Asistida, vemos a más mujeres que desean ser madre a partir de los 40 años y que recurren a los tratamientos de reproducción asistida que ofrecemos.

¿Qué probabilidades hay de ser madre a partir de los 40 años?

Como hemos visto, es fundamental que las mujeres que desean quedarse embarazadas a partir de los 40 años conozcan su reserva ovárica y el resto de perfiles hormonales para lograr un embarazo con éxito.

La tasa de embarazo con óvulos propios a partir de los 40 años se sitúa alrededor del 5% y 15%. Sin embargo, las mujeres que recurren a técnicas de recepción de óvulos donados tienen un 80% de probabilidad de embarazo, ya que este tratamiento permite limitar problemas de carácter genéticos asociados a la edad y anomalías cromosómicas como el Síndrome de Down.

nfografia EMBARAZO 40 ES

Exámenes de fertilidad a partir de los 40 años

Antes de comenzar cualquier tratamiento de fertilidad debemos conocer el nivel de fertilidad de la mujer que desea ser madre a partir de los 40 años: en pareja o en solitario. Por ello, se realiza un análisis de sangre y una ecografía transvaginal.

El resultado de las pruebas determinará la reserva ovárica de la mujer. Esas pruebas se realizan para analizar los niveles de la hormona Antimülleriana (en sangre), encargada de decirnos, junto con el recuento de folículos antrales (mediante ecografía), la cantidad de ovocitos que hay disponibles en un determinado mes.

Estudio de la AMH: tiene un valor predictivo fundamental en los tratamientos, pues estima cómo responderá el ovario.

Folículos antrales: Dentro de cada folículo ovárico crece y madura el óvulo. Al ser todavía inmaduros están llenos de líquido y, ese líquido, es lo que conocemos como folículos antrales.

Ambas pruebas permiten analizar el nivel de la reserva ovárica, y esta información, junto con otros parámetros como la calidad del semen, determinarán los pasos a seguir en un tratamiento de fertilidad.

Tratamientos de Fertilidad a partir de los 40 años

Dependiendo de los resultados de la reserva ovárica y de la calidad del semen, ya sea de la pareja o de donante, nuestros especialistas en fertilidad personalizarán el tratamiento adecuado para cada caso.

Los tratamientos como la Ovodonación o adopción de embriones pueden ser la mejor opción para una mujer que quiere ser madre a partir de los 40 años y tiene una baja reserva ovárica. La diferencia entre ambas técnicas es que en la adopción de embriones. no es necesaria la estimulación hormonal y por tanto, el coste del tratamiento se reduce considerablemente.
Aunque ambos tratamientos tienen una tasa de éxito muy elevada, nuestros especialistas deben estudiar las posibilidades de cada mujer para elegir el mejor tratamiento. Además, existen algunas técnicas avanzadas que se realizan en laboratorio para garantizar el embarazo.

Técnicas especiales para implantar el mejor embrión

En IVF Donostia disponemos de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales para garantizar la transferencia de un único embrión, ya que un embarazo doble puede conllevar a diferentes complicaciones, como un parto prematuro o retraso en el crecimiento uterino.

En nuestro centro de fertilidad, la selección embrionaria siguiendo los criterios genéticos, emplea las técnicas más avanzadas de análisis genético preimplantacional, actualmente conocida como PGT-A (Preimplantation Genetic Testing for Aneuploidy).

Al realizar la selección embrionaria mediante PGT-A, conseguimos aumentar la tasa de implantación. Y lo más importante es que al reducirse la tasa de abortos espontáneos de causa genética aumenta considerablemente la tasa de nacimientos de bebés sanos.

Ventajas de ser madre a partir de los 40 años

Una de ellas es la madurez con la que se afrontan algunas decisiones importantes, lo que permite estar segura de la elección tomada. Las ideas y los objetivos vitales están más meditados y pueden verse con mayor claridad.

Adiós a las dudas, a las inseguridades y a las indecisiones cuando se es más joven. Pues la preparación emocional para la maternidad es mejor con ciertos años. Otra de las ventajas para una mujer que quiere ser madre a partir de los 40 años es la seguridad económica y laboral en la que se encuentra.

En IVF Donostia somos conscientes de que ser madre con 40 años supone una visión mucho más madura y con ideas claras sobre la maternidad. A través de la elaboración de tratamientos cuidadosamente adaptados a las pacientes y el uso de técnicas de última generación, como nuestro avanzado proceso de selección de embriones y tecnología time-lapse, hemos conseguido diferenciarnos y especializarnos en casos más complejos, por ello podemos garantizar que ser madre a partir de los 40 sí es posible en IVF Donostia.

, ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *