Go to Top

¿Sangrado de implantación o menstruación?

Sangrado de implantación

¿Sabías que junio es el mes de la fertilidad? Muchas mujeres que realizan un tratamiento de fertilidad dudan en sí el sangrado en los primeros días de la implantación se debe a la menstruación o por la implantación del embrión. En IVF Donostia te lo contamos todo.

¿Qué es y por qué ocurre el sangrado por implantación?

El sangrado por implantación ocurre cuando el óvulo fecundado se anida a la pared del útero, pared que está repleta de vasos sanguíneos. En el momento en el que el embrión se adhiere al tejido endometrial comienza a desprenderse algunos vasos sanguíneos de la pared interna del útero. Comienza el sangrado vaginal.

Este desprendimiento de vasos sanguíneos ayuda a la creación de unos nuevos que favorecerán la unión entre el embrión y la futura placenta.

Las cifras de que ocurra un sangrado por implantación son del 30% en las pacientes que se han realizado un tratamiento de fertilidad. A los 3 o 6 días de implantar el embrión (blastocisto) la mujer puede notar un ligero sangrado a causa de la unión entre el embrión y tejido endometrial. Este es un proceso natural y no habrá de qué preocuparse.

El sangrado, tras los tres o seis días de implantación, puede ocurrir al inicio del embarazo o confundirse con la menstruación, entonces:

¿Cómo saber si estás embarazada tras un sangrado?

Es la hormona hCG o, Beta-hCG, la que indica si estás embarazada. Puede ser pronto para realizar el test de embarazo en orina, ya que tardan un tiempo en detectar los niveles de esta hormona.

Si no se realiza la prueba en el momento adecuado (unos días de retraso en el periodo), puede suceder que aparezca en el test un falso negativo, lo que corresponde a que el embrión sí está implantado en el útero pero el test, aparezca como negativo.

¿Cómo mido los niveles de la hormona Beta-hCG?

En el Instituto Vasco de Fertilidad  lo medimos con un análisis de sangre realizado a los 10 días de transferir el embrión. Este periodo hasta saber el resultado es conocido por los pacientes por el momento más difícil, la betaespera. Si los niveles de esta hormona crecen exponencialmente durante el primer trimestre de embarazo, podemos confirmar que el embarazo se está desarrollando favorablemente.

¿Cómo diferenciar la menstruación de un sangrado por implantación?

La menstruación se produce cuando un óvulo no fecundado no se adhiere al endometrio, este es el recubrimiento del útero que las mujeres expulsan en cada ciclo menstrual si no existe fecundación.

A menudo, la menstruación, viene acompañada de cambios de humor y del apetito sexual, además de dolores menstruales y sangrado abundante.

Con el sangrado de implantación, el sangrado es ligero, de corta duración: de uno a tres días, y nada doloroso. Te explicamos punto por punto cómo sería el sangrado por implantación:

  • Cantidad y color del sangrado: como hemos mencionado antes, el sangrado será muy ligero, ya que debe recorrer más distancia desde el útero a la vagina. Por ello, el color de la sangre podrá ser rojizo o tonos marrones.
  • Duración: 3 de cada 10 mujeres padecen sangrado por implantación tras la implantación del embrión, ese sangrado puede durar unas horas o, de dos a tres días.
  • Dolor: El sangrado por implantación es la consecuencia de la unión entre el embrión y el útero, en algunas ocasiones existen molestias, pero nada tiene que ver con el dolor menstrual. En caso de molestias, podrás notar espasmos abdominales que se deben al inicio del embarazo.

¿Qué debes hacer si notas sangrado vaginal a los 3-6 días de la implantación?

Si tus reglas son muy cortas y ligeras, te resultará un poco más complicado saber de qué sangrado se trata, por ello, lo ideal es consultar con tu médico.

En resumen, el sangrado de implantación es la consecuencia de la adhesión del embrión al útero, donde se encuentran algunos vasos sanguíneos que se rompen y dan lugar a otros nuevos, aquí se puede producir un sangrado ligero e indoloro, que es lo que llamamos sangrado por implantación.

Como sabes, cada cuerpo es completamente diferente al resto, sí bien es cierto que, en la mayoría de pacientes sometidas a un tratamiento de fertilidad, los síntomas son muy similares. Siempre, pregunta a tu médico que ha llevado tu caso y nunca dejes de tomar la medicación, a no ser que el especialista recomiende lo contrario.

Si tienes alguna duda puedes escribirnos aquí o, si lo prefieres, puedes consultar a nuestros especialistas de Alicante o Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *