Go to Top

¿Existe alguna relación entre la obesidad y la infertilidad?

Recientemente leíamos en un artículo publicado en una página web de referencia, algunas afirmaciones relacionadas con la incidencia de la obesidad como causa de infertilidad en muchas mujeres. Según el artículo, en un estudio realizado a 600 mujeres y publicado en The New England Journal of Medicine, no se demostraba una mejora sustancial en la tasa de nacimiento de un niño sano entre las mujeres que habían perdido peso antes del tratamiento y aquellas que habían comenzado el tratamiento directamente.

ivf-donostia-blog-obesidad-infertilidad 2-877112-edited

Hace varios meses, la Dra. Estefanía Rodríguez escribía un artículo en nuestro blog sobre «el peso ideal para conseguir el embarazo«, que incluía algunas recomendaciones e indicaciones sobre la importancia de estar saludable a la hora de conseguir un embarazo de forma natural.

Descárgate el Ebook «12 razones que pueden afectar en la búsqueda del embarazo»

Según detallaba la Dra. Rodríguez, la obesidad puede producir modificaciones hormonales relacionadas directamente con la dificultad para quedarse embarazada. Algunos ejemplos son las alteraciones del ciclo menstrual, la disfunción ovulatoria, menor respuesta a los tratamientos de estimulación, alteración de la calidad de los ovocitos, disminución de la fecundación, alteración de la calidad embrionaria y alteración de la receptividad endometrial que puede llevar a un fallo de implantación. Por tanto, ¿son estas afirmaciones contradictorias con las mencionadas en la publicación?

ivf-donostia-blog-obesidad-infertilidad

 

Uno de los argumentos principales que emplea el artículo es la importancia del tiempo cuando hablamos de tratamientos de Reproducción Asistida. Habitualmente, cuando una pareja acude a una clínica, lo hace tras varios meses intentado conseguir el embarazo sin resultados. Este periodo de tiempo varía según la edad de la mujer. La recomendación indica que en mujeres menores de 35 años la espera se puede alargar hasta un año; pasa a ser de 6 meses una vez pasados los 35.

Dicho esto, el factor tiempo puede ser un punto a tener en cuenta. Sin embargo, analizando el estudio con detenimiento, existen otras claves que indican que la obesidad si tiene consecuencias en el desarrollo del tratamiento.

El estudio

Según la publicación de The New England Journal of Medicine, las pacientes que participaron en el estudio se clasificaron en 2 grupos: el grupo de intervención y el grupo de control.

  • Grupo de intervención: el objetivo era que las pacientes perdieran entre un 5-10% del peso inicial. Para ello disminuyeron su consumo calórico e incrementaron la práctica de ejercicio con controles de enfermería y nutrición y seguimiento online y presencial. Este proceso duraba 6 meses.
  • Grupo de control: el grupo de mujeres que inició el tratamiento sin realizar ninguna actividad para perder peso.

El resultado de este proceso de 6 meses finalizó con un 38 % de mujeres con el objetivo cumplido, otro 40 % sin conseguir los objetivos y un 22 % sin finalizar el tratamiento.

ivf-donostia-blog-obesidad-infertilidadAlgunas conclusiones del estudio

Aunque es cierto que el estudio no demuestra diferencias en las tasas de embarazo ni de recién nacido vivo entre ambos grupos a los 2 años del comienzo, sí existen algunas claves importantes a destacar.

 Las mujeres del grupo de intervención, aquellas que durante 6 meses perdieron peso, tuvieron que recurrir en un porcentaje menor al tratamiento de Reproducción Asistida, es decir, consiguieron el embarazo de forma natural. 

  • Grupo de intervención: 74%
  • Grupo de control: 84 %

Entre las mujeres que sí recurrieron a tratamiento de Fecundación In Vitro, fueron necesarios menos ciclos para conseguir el embarazo en aquellas que habían perdido peso antes de empezar. 

  • Grupo de intervención: 679 ciclos.
  • Grupo de control: 1067 ciclos.

Finalmente, es cierto que el tiempo para conseguir el embarazo fue más largo en el grupo de intervención en comparación con el grupo de control.

  • Grupo de intervención: 8,8 meses
  • Grupo de control: 5,2 meses

 

Conclusión

Una de las principales conclusiones tras el analizar el estudio es la importancia de interpretar cuál es la causa de esterilidad de nuestras pacientes. Si bien está demostrada la influencia de la obesidad como causa de infertilidad, no siempre es la principal patología. Este estudio diagnóstico nos va a permitir indicar la mejor intervención previa al tratamiento, que garantice los mejores resultados para la paciente que se va a someter al tratamiento. Es decir, la personalización es crucial.

Por último, hemos mencionado la influencia de la obesidad como causa de infertilidad. Sin embargo, está demostrado que la obesidad durante el embarazo conlleva un aumento de complicaciones. Aunque el tiempo corre muchas veces en contra de los resultados de las técnicas de reproducción, en mujeres jóvenes sin otro tipo de patologías, tenemos que ser conscientes de que el objetivo no sólo es conseguir el embarazo. Como ginecólogos-obstetras tenemos el compromiso de promover embarazos buenos, que se desarrollan sin complicaciones y llegan a término. Tenemos que conseguir ayudar a los pacientes a cumplir su mayor ilusión: un bebé sano en casa.

ivf-donostia-blog-obesidad-infertilidad

 

Fotos:
Photo by Jennifer Burk on Unsplash (Portada)
Photo by Gardie Design & Social Media Marketing on Unsplash
Photo by Vitor Pinto on Unsplash
Photo by Simon Matzinger on Unsplash

 

, , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *