Go to Top

¿Qué ocurre en el laboratorio de una clínica de fertilidad?

laboratorio de clínica de fertilidad

Incubadores, microscopios y neveras son algunos de los indispensables, para un embriólogo, dentro del laboratorio de una clínica de fertilidad. Entre ellos se encuentra Leonor Ortega, directora de laboratorio de IVF-Spain en Alicante, y con la cual hemos podido hablar sobre cómo se crea la vida dentro del laboratorio.

El laboratorio, el lugar donde se crea la vida y una de las partes de la clínica que mayor interés despierta a todos nuestros pacientes, quizás, debido a que no suelen tener acceso, ya que las condiciones de temperatura y esterilización deben seguir un riguroso control.

A continuación, Leonor Ortega, directora de laboratorio de la clínica IVF-Spain, nos abre un pedacito de su mundo para explicarnos qué ocurre después del día de la punción ovárica.

Los ovocitos: ¿Cómo se extraen en el laboratorio de fertilidad?

Mediante la punción folicular, realizada en quirófano por un ginecólogo, enfermera y, con ayuda de un ecógrafo, se van puncionando los folículos y absorbiendo los que sean mayores de 16 mm. El líquido resultante, se transporta mediante un tubo estéril al laboratorio de nuestra clínica de fertilidad, donde se conserva a una temperatura de 37ºC.

Bajo el microscopio, volcamos el contenido del tubo en una placa de 90 mm, donde, con ayuda de una pipeta de vidrio estéril, captaremos los complejos cúmulo-corona-ovocito para pasarlos a otra placa y limpiar el resto de células y sangre. Los queremos dejar lo más limpios posible y en reposo, durante una hora, para que se estabilicen a su nuevo medio.

La muestra seminal: ¿Cómo se realiza la capacitación dentro del laboratorio de fertilidad?

Sabemos que el factor masculino interviene en un 40% de los casos en problemas para concebir, por ello, mediante una pajuela podremos analizar los mejores espermatozoides para poder fecundar al ovocito.

Necesitaremos, además de la muestra, una centrífuga y los medios adecuados para realizar este lavado.

laboratorio de clínica de fertilidad

Como se explica en la imagen, hay dos técnicas de capacitación: gradientes de densidad y swim up. En el laboratorio de la clínica de fertilidad empleamos una de las dos técnicas dependiendo las condiciones seminales.

¿Qué temperatura y condiciones debe haber en el laboratorio de una clínica de fertilidad para no influir en el desarrollo embrionario?

Dentro del laboratorio debemos tener unas condiciones muy estables de temperatura y humedad. Con respecto a la ventilación tenemos presión positiva para evitar que agentes contaminantes entren al interior del laboratorio y, además, el aire que tenemos está purificado por varios filtros, no es aire directo que entra de la calle. En el mismo laboratorio tenemos una torre de purificación de aire que está funcionando 24 horas al día.

Para evitar los compuestos volátiles como los que se producen al llevar perfume, desodorante con olor, o cremas corporales con olores fuertes y que estos puedan intervenir en el desarrollo embrionario, los suprimimos para evitar que no haya partículas en el aire. Lo mismo hacemos con los maquillajes, coloretes, rimmel…

La estación de trabajo: ¿Qué es y de qué está compuesta?

La estación de trabajo siempre está integrada en una cabina de flujo laminar, con una superficie calefactada para que los gametos y embriones siempre estén a una temperatura de 37ºC o lo más cercano a ello.

En esta estación de trabajo tenemos el material necesario para cada proceso, dependiendo de lo que vamos a hacer, las placas que usamos, los medios, las pipetas con las que cogemos los embriones y ovocitos…

Otro de los puntos clave de un tratamiento de fertilidad trascurre dentro del laboratorio de fecundación in vitro. Se trata de la fecundación del óvulo y el espermatozoide.

Diferencias entre FIV convencional e ICSI

En el laboratorio de nuestra clínica de fertilidad en Donostia contamos con dos técnicas de reproducción asistida para que la unión entre ovocito y espermatozoide se realice: una es la que conocemos como FIV y la otra es ICSI.

ICSI, microinyección citoplasmática, es una técnica en la que introducimos el espermatozoide en el óvulo de manera artificial, facilitando la fecundación.
FIV, fecundación in vitro, es una técnica de reproducción asistida que consiste en colocar en una placa en el laboratorio el gameto femenino y el masculino con el fin de que se unan de la manera más natural posible.

En esta última técnica colocamos los ovocitos tras la punción ovárica en la placa con su medio de cultivo y dejamos una cantidad concreta, 150.000 spz/ml en la placa nadando en el medio.

Esta placa se conserva en un incubador con una concentración de gases y temperatura concreta y constante. Al día siguiente “desnudamos”: limpiamos estos ovocitos y seleccionamos aquellos que tienen una correcta fecundación con la aparición de pronúcleos y los dejamos en cultivo para seguir su desarrollo de manera individual.

Sin embargo, esta técnica tiene limitaciones como son los fallos de fecundación y los casos con factor masculino severo.

Muchas pacientes preguntan: ¿Cuándo se debe usar la técnica de ICSI?

Existen diferentes casos donde utilizar lCSI puede aumentar las probabilidades de éxito de un tratamiento de fertilidad, esos casos son:
• Cuando existe baja movilidad y concentración espermática y, sobre todo, cuando tengamos que recurrir a realizar una biopsia testicular.
• Cuando haya poca recuperación ovocitaria, mala calidad ovocitaria, fallos previos de fecundación mediante FIV o edad avanzada.
• Cuando existen problemas mixtos: hay combinación de varias de las anteriores.

Si tenemos que apoyar una técnica, ambas son igualmente efectivas y también si hablamos de tasa de gestación. La probabilidad de conseguir un embarazo depende más de la edad y de la calidad de los propios gametos femeninos y masculinos que de cómo los primeros llegan a fecundarse.

Una vez que se ha producido la fecundación empieza la fase de desarrollo embrionario. Entonces pueden seguir su correcto desarrollo dentro del incubador.

El incubador de un laboratorio en una clínica de fertilidad

El incubador es el lugar donde vivirán los ovocitos fecundados durante seis días, por ello, juega un papel fundamental en el desarrollo embrionario. Debemos controlar su temperatura, así como sus niveles de oxígeno y CO2.

Además del incubador, es fundamental tener un medio de cultivo con compuestos orgánicos e inorgánicos que imiten el fluido oviductal. Estos, aportan a los embriones los nutrientes necesarios para poder organizarse y desarrollarse correctamente.

En nuestro laboratorio de IVF-Donostia, tenemos la ventaja de tener un incubador con time-lapse: sistema que nos permite observar a los embriones sin sacarlos de sus condiciones de temperatura ni interrumpir su perfecto desarrollo.

El criterio del embriólogo: ¿Es importante a la hora de seleccionar y transferir el mejor embrión?

Como embrióloga, es el más importante de todos, porque debemos unir criterios morfológicos, cinéticos y genéticos para poder realizar la selección más completa posible.

Los criterios morfológicos son clasificados y evaluados por el embriólogo durante todos los días del desarrollo embrionario, gracias a esto, podemos categorizar a los embriones por sus tiempos de división o aplicando algoritmos. Además, si tenemos información genética del embrión, la selección es mucho más exhaustiva, pues descartamos los embriones que no son genéticamente normales.

¿Qué sucede con las muestras dentro de un laboratorio de fertilidad?

En cualquier laboratorio de nuestras clínicas de Alicante, Madrid o San Sebastián, la trazabilidad de las muestras es muy importante. En cualquiera de nuestras clínicas del grupo IVF-Life, tenemos un sistema de rastreo de las muestras muy bien integrado.

No avanzamos el proceso de “crear vida” sin antes verificar el anterior: todas las placas, los tubos, los soportes de congelación están etiquetados de manera manual y mediante el sistema para no perder ni confundir ninguna muestra.

Algunos procesos que necesitan más detalle, como es la transferencia o la biopsia embrionaria, hacemos una doble comprobación. Al igual que a la hora de almacenar las muestras, ya sean embriones, semen u ovocitos, que se registran en el sistema informático y seleccionamos la ubicación de las muestras en nuestros bancos para localizarlas rápidamente. Esta ubicación, queda registrada en el protocolo en laboratorio, en papel, para tener un doble control.

Los embriólogos, ¿tenéis comunicación con los pacientes?

Somos muy conscientes del estrés y la ansiedad por la que pasan nuestros pacientes. Por ello, la comunicación es constante, fluida y de manera empática. El laboratorio, quizás, es uno de los departamentos que más necesita comunicarse con el paciente, ya que bajo su cuidado y su profesionalidad están los embriones de nuestros pacientes.

Ya desde la primera visita del paciente, nos conocen, aquí les explicamos cómo trabajamos y qué ocurre dentro del laboratorio de la clínica de fertilidad. Después, con la estimulación ovárica, cuando surgen dudas existe un contacto fluido, además tras la punción el contacto es casi diario, ya que surgen dudas y nosotros estamos aquí para resolverlas.

Existen pacientes que no quieren saber el desarrollo del embrión, otros que quieren recibir información muy clara para entender qué está pasando en todo momento , nosotros les aportamos todo aquello que necesiten saber hasta llegar a día 6.

En esta información les contamos:

• Cuántos embriones han fecundado correctamente.
• Cómo van desarrollándose.
• Cuántos siguen un buen desarrollo.
• Cuántos tenemos de buena calidad.

En día 5 y día 6 les informamos de cuántos embriones hemos podido vitrificar o, en el caso de que tengan transferencia, les informamos aquí mismo antes de la transferencia del resultado del ciclo.

Con este tipo de comunicación con el paciente creamos una mayor complicidad, y que a ellos les ayuda a comprender el proceso y a saber cómo se van desarrollando los acontecimientos.

Más que apasionante nos ha parecido el trabajo de los embriólogos que trabajan en el laboratorio de la clínica de fertilidad de IVF-Donostia. Complejo, minucioso y apasionante es el día a día dentro de un laboratorio de nuestra clínica de fertilidad .

Gracias a la más avanzada medicina y al trabajo “casi artesanal” de nuestros embriólogos y embriólogas podemos ayudar a crear lo que realmente importa: una nueva vida.

Para cualquier duda que tengas, el próximo 22 de enero, nuestra especialista Elisa Pérez Larrea estará pasando consulta gratuita. Si quieres tener un primer contacto con ella, consultar tu caso y estudiar un nuevo tratamiento de fertilidad totalmente personalizado para ti, rellena el siguiente formulario.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *