Go to Top

La selección embrionaria: ¿Qué embrión es el mejor?

seleccion embrionaria

¿En qué criterios se debe fijar un embriólogo para seleccionar el mejor embrión? En este artículo hablamos con Rebecca Fernández especialista en embriología y codirectora de laboratorio de la clínica de IVF Donostia.

El equipo de embriología es quien selecciona el mejor embrión. Para ello monitorizan a diario el desarrollo embrionario. Los embriones seleccionados para transferir serán aquellos que presenten mayores probabilidades de llegar a implantar.

En la última década, las técnicas de reproducción asistida han experimentado un gran avance. Gracias a ello, se ha mejorado cada fase del proceso: desde la obtención de las muestras hasta la transferencia embrionaria y posterior implantación del embrión que dará lugar al nacimiento de un bebé sano.

La selección embrionaria es una fase decisiva dentro del tratamiento de fertilidad. De ella dependerá en gran medida el éxito del tratamiento.

La selección embrionaria: ¿Qué embrión es el mejor?

Esos criterios se basan en:

  • La morfología del embrión: El número y aspecto de las células que componen el embrión y la fragmentación de estos embriones hasta día 3.
  • La cinética: el ritmo de división celular del embrión hasta día 5 o 6.
  • La genética del embrión o composición cromosómica, uno de los criterios más importantes para la selección embrionaria.

Gracias a los avances tecnológicos y a todas las herramientas de las que dispone el equipo de embriología de IVF Donostia se consiguen mejores tasas de implantación y de nacimientos sanos.

La selección embrionaria y genética

Por un lado, en la clínica de reproducción asistida de San Sebastián disponemos de un programa propio de diagnóstico genético de embriones cuya finalidad es detectar de manera precisa posibles alteraciones en los 23 pares de cromosomas que componen cada célula del embrión.

En los laboratorios del grupo IVF-Life se emplean las técnicas más avanzadas de análisis genético preimplantacional, actualmente conocida como PGT-A (Preimplantation Genetic Testing for Aneuploidy). Esta prueba aporta información sobre qué embriones no tienen alteraciones cromosómicas y por tanto tienen mejor tasa de implantación.

Esta prueba se realiza mediante una biopsia embrionaria en la que se extraen algunas células del embrión en desarrollo (alrededor del día 5 de su crecimiento). Del interior de estas células se obtiene material genético para analizar su estatus cromosómico.

Al realizar la selección embrionaria mediante PGT-A, conseguimos aumentar la tasa de implantación. Y lo más importante es que al reducirse la tasa de abortos espontáneos de causa genética aumenta considerablemente la tasa de nacimientos de bebés sanos.

Más información sobre PGT-A, el test genético preimplantacional para la detección de Aneuploidas. 

Por otro lado, la selección según la morfología y la cinética, se ha visto facilitada y mejorada por la aparición de la tecnología time-lapse. Esta tecnología está presente en el laboratorio de todas las clínicas del grupo IVF-Life 

Incubadores con time-lapse: ¿Qué información aportan de los embriones?

seleccion embrionaria

La tecnología Time-Lapse del que disponen los incubadores de los laboratorios de IVF Donostia se basan en capturar imágenes de cada embrión desde la fecundación in vitro hasta la fecha de la transferencia.

La monitorización en los incubadores con time-lapse, junto a la evaluación por parte del equipo de embriología, les ayuda a determinar qué embriones son los que más probabilidades tienen de implantarse y llegar al éxito del embarazo.

Esta tecnología permite visualizar la evolución del embrión de forma no invasiva. Con esta tecnología el equipo recibe información precisa y objetiva de cada embrión. Así, se mejoran los criterios de selección embrionaria y una mejora en las posibilidades de embarazo.

Transferir el mejor embrión: la importancia de la selección embrionaria

En IVF Donostia disponemos de tecnología de vanguardia que nos permite mantener nuestras elevadas tasas de embarazo transfiriendo un único embrión: el mejor.

Tanto el equipo médico y el de embriología aconsejan evitar las transferencias múltiples, ya que un embarazo doble puede conllevar diversas complicaciones, tanto para la madre como para el bebé, como puede ser un parto prematuro o el retraso en el crecimiento intrauterino.

A través de la elaboración de estrategias cuidadosamente adaptadas al paciente y el uso de técnicas de última generación, como nuestro avanzado proceso de selección de embriones, hemos conseguido diferenciarnos y especializarnos para los casos más complejos.

Siempre persiguiendo un único objetivo, conseguir el embarazo con el menor número de intentos evitando sumar más desgaste a los futuros padres.

 

Artículo supervisado por el equipo de embriología de la clínica IVF Donostia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *