Go to Top

Entender por qué no llega el embarazo, el paso clave

El embarazo es el resultado de muchos factores alineados de forma perfecta. Un proceso complejo en el que todas las piezas son clave para que surja algo tan maravilloso como la vida. Para la mayoría de las parejas, el embarazo llega de forma natural. Con una probabilidad del 20 % de embarazo con cada ciclo menstrual de la mujer, lo habitual es que cuando una pareja decide formar una familia lo consiga en el periodo de aproximadamente un año. Sin embargo, no siempre es así. Hoy se dice que el 15 % de las parejas en edad fértil tienen problemas de fertilidad. ¿Por qué sucede? ¿Qué motivos pueden provocar que el embarazo no llegue?

Tal y como hemos comentado, el embarazo es un proceso complejo, es decir, un factor o varios factores pueden estar afectando en la imposibilidad de concebir: la genética, la edad de la mujer, malformaciones ginecológicas, la calidad del semen, el estado del endometrio… Gracias a toda la investigación y avance de la medicina reproductiva, existen tratamientos personalizados para poder ayudar a casi todas las parejas a conseguirlo. Pero este es el segundo paso, el resultado, porque para llegar al él tenemos que pasar por uno de los momentos más importantes en todo tratamiento de reproducción asistida: el diagnóstico. 

Un buen diagnóstico es sinónimo de eficiencia

El principal objetivo de la fase de diagnóstico es identificar ese factor o conjunto de factores que están afectando al proceso natural de la concepción. Es esencial por distintos motivos, aunque el principal es que permite personalizar el tratamiento con técnicas complementarias que ayudan a la eficiencia, es decir, al éxito del proceso de reproducción asistida. 

Cuando una pareja da el paso y decide recurrir a la reproducción asistida, lo hace tras un proceso normalmente largo y emocionalmente y físicamente difícil. La transparencia y la responsabilidad por ser lo más eficientes posibles en nuestro trabajo es incuestionable. Si somos capaces de situarnos en su lugar, nos daremos cuenta de su necesidad de obtener respuestas y soluciones. No se trata de hacer todo lo que la medicina reproductiva permite, se trata de optimizar al máximo las técnicas para conseguir los mejores resultados. 

¿En qué consiste el diagnóstico?

Teniendo en cuenta que hoy en día el 40 % de las veces la causa se encuentra en el factor femenino, en otro 40 % en el masculino y en el 20 % restante es mixto, el diagnóstico pasa por hacer pruebas a ambos miembros de la pareja. 

Cuando una pareja acude por primera vez, lo primero que se hace es hablar con ella para conocer su situación actual y se procede a realizar las siguientes pruebas: 

  • Mujer: se realiza una ecografía vaginal para descartar patologías en el útero y estudiar la reserva ovárica. Además se hace un estudio hormonal para analizar la función de los ovarios. Si los resultados son normales, se estudia la permeabilidad de las trompas de Falopio, para comprobar que no haya ninguna obstrucción que esté causando la infertilidad. Por último, comprobamos otros parámetros que influyen en la obtención de un embarazo como la tiroides, la coagulación entre otros.
  • Hombre: hacemos un seminograma donde se analiza la cantidad, la movilidad y la morfología de los espermatozoides en una muestra de  semen. Asimismo, se estudia la fragmentación de ADN espermático se estudia y el apoptosis espermático para determinar cuál es la técnica de reproducción más adecuada.

Cuando nos visita una pareja que viene de otro centro y se ha realizado tratamientos previos, el diagnóstico que realizamos en IVF Donostia es más complejo y personalizado. Para el diagnóstico previo, disponemos de pruebas diagnósticas complementarias que nos aportan más información sobre la capacidad reproductiva de la pareja: 

20 % de las mujeres que no consigue el embarazo por tener la ventana de implantación desplazada. Estos test permiten determinar el estado de receptividad e inmunológico del endometrio en el momento del transferencia y para conocer con precisión cuándo es el mejor momento para realizarla. 

  • FRAGMENTACIÓN CADENA DOBLE, para el hombre

Esta prueba analiza posibles roturas en el ADN espermático que pueden dan lugar a fallos de implantación o abortos durante el desarrollo del embarazo.

Con esta información y con el historial de la pareja se puede proceder a realizar un tratamiento personalizado de reproducción asistida. En este caso, las técnicas complementarias como el cultivo de embriones a blastocisto o el Análisis Genético Preimplantacional (PGT-A) también pueden aportar información adicional que nos ayuden a entender qué puede estar pasando en caso de que no se consiguiera el embarazo a la primera.Todos los elementos que nos ayuden a comprender son fundamentales. 

Conscientes de la importancia de poder acercar el mundo de la Reproducción Asistida a la ciudadanía, en IVF Donostia apostamos por ofrecer charlas informativas con el fin de poder orientar a personas que no consiguen el embarazo o quieran conocer un poco más el mundo de la fertilidad, como la que tendrá lugar el 9 de marzo en Kutxa Kultur, Tabakalera. Desde la comprensión puede llegar la solución, que al final, es lo único que nos importan cuando una pareja acude a nosotros: que pueda conseguir formar una familia, su gran deseo. 

Charla informativa sobre fertilidad y búsqueda del embarazo. El embarazo, ¿por qué no llega?

, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *