Go to Top

Empecemos juntos este camino

Opiniones IVF

Nos encontramos en la actualidad ante una situación en la que algunas mujeres que desean ser madres, tras más de un año de intento, no consiguen el embarazo. Estudios de la SEF (Sociedad Española de Fertilidad) confirman el crecimiento de esterilidad en la población occidental en edad reproductiva. A continuación, recolectamos algunas opiniones IVF y testimonios de nuestra clínica en Donostia.

Hoy en día podemos considerar que la Reproducción Asistida supone una de las más importantes aportaciones de la ciencia a la calidad de vida de la población ya que, a lo largo de nuestra trayectoria hemos visto pacientes que, con casos muy complejos, conseguían su sueño de tener un bebé.

En IVF Donostia conocemos de primera mano la carga emocional que conlleva iniciar, continuar y completar cualquier tratamiento de reproducción asistida; intentos fallidos, ganas de abandonar, pero también somos testigos de que no hay quien pare a una mujer cuando quiere ser madre. A continuación, recogemos algunos de los testimonios y opiniones IVF de nuestras pacientes más valientes.

“Tras siete años intentando conseguirlo, aquí estoy hoy, embarazadísima, casi doce semanas, todo gracias a vosotros y a Dios que lo ha hecho posible.”

C.O.

Mujeres con una gran capacidad de sobreponerse a las circunstancias, así son nuestras pacientes. Mujeres que son apoyadas por su círculo más cercano, por su familia y que se apoyan entre sí. Mujeres que están dispuestas a comenzar la aventura más bonita de su vida: ser madres.

Dedicado a cada una de vosotras, este artículo es para agradeceros lo que un día nos aportasteis, vuestra confianza, mujeres que sois un ejemplo de superación y que tenemos la gran suerte de haber conocido.

Testimonios y Opiniones de IVF Donostia

“La Reproducción Asistida nunca es un camino fácil” nos cuenta M.C, pero el apoyo y la dedicación de todos los especialistas que formaron parte de vuestros tratamientos, la mejor tecnología empleada y vuestra fuerza abismal por ser mamás nos permiten contar historias como la de O.A.

Durante nuestro largo recorrido, conocimos a O.A que tuvo como doctora a Elisa Pérez, ginecóloga especialista en casos complejos y la persona que pudo hacer realidad su sueño de ser mamá:

“…El trato con la ginecóloga fue excelente. La explicación clara, con imágenes que no dejaban lugar a dudas de cómo sería el proceso. Fue estupendo escuchar sus explicaciones. El trato también fue espectacular. De verdad, no podemos decir absolutamente nada malo de ella. Una gran profesional!!! Esa cercanía, humanidad e intimidad fue por lo que decidimos hacer todo el proceso con vosotros…”

O.A

Este camino comienza con una primera visita con una de nuestras expertas. Desde ese instante ya pasas a formar parte de nosotros. Pensamos que conocer al equipo médico que llevará tu caso, desde el primer momento, sin duda te aporta la confianza que necesitas en estos momentos difíciles. Una especialista a la que poder contar tus inquietudes y poder transmitirle tus dudas sobre por qué el embarazo no llega.

Teniendo en cuenta tu historial médico, si te has realizado otros tratamientos previos y gracias a la última tecnología que utilizamos en nuestro laboratorio, podremos realizar en esa primera visita las pruebas necesarias para que la médica diseñe el mejor plan reproductivo para ti.

 “…El personal de IVF es un equipo muy agradable de personas humanas, amables, competentes, que saben escuchar y sonreír. Me sentí apoyada y cuidada de manera individualizada…”

A.I

La Reproducción Asistida y sus tabús

Nadie dice que sea fácil asumir un problema de fertilidad, pero informarse, hablar con los médicos, dejarse asesorar por especialistas psicológicos y perder la timidez a preguntar todo lo que no tienes claro, son los primeros pasos para normalizar y aceptar que pese a tener un problema, existe una solución.

Aunque la Reproducción Asistida suponga en pleno s.XXI, una mejora en la calidad de vida de la población, sigue siendo un tema tabú para muchos pacientes.

El retraso para ser mamá

La cantidad y calidad de los ovocitos se reduce considerablemente con el paso de los años, por ello, una mujer que decide de forma voluntaria posponer su maternidad y no considera que ha llegado su momento.

El retraso de la maternidad es uno de los principales problemas actuales de infertilidad. La mujer se encuentra en su máxima fecundidad entre los 20 y 30 años, a partir de aquí, comienza su declive fisiológico de fertilidad. Por ello, si una mujer tiene claro en su edad reproductiva que quiere ser madre, debe saber que existen tratamientos para conservar sus óvulos fértiles.

Cada vez son más las mujeres que se realizan a este tipo de tratamientos. Es lo que conocemos como preservación de la fertilidad, donde a la paciente se le elaborará una estimulación ovárica, seguida de una punción y posterior vitrificación de ovocitos.

Para aquellas mujeres que no tienen claro si desean realizar una vitrificación de ovocitos pueden realizar este test de preservación de óvulos que les ayudará a tomar una decisión.

La Ovodonación

“La genética está sobrevalorada” así nos lo hicieron saber I. y M.

Sabemos lo doloroso que es renunciar a compartir genética con tu bebé, sin embargo, tras ese proceso de duelo y aceptación, cuando notas cómo crece dentro de tu interior y por fin llega el bebé, nuestras pacientes solo sienten una gratitud inmensa hacia sus donantes.

“…Y hoy es el día que por fin acudimos a ellos, no para llorar, sino para celebrar y disfrutar con nuestro peque. Nunca podremos agradeceros el regalo que nos habéis hecho.

Existen muchos más testimonios de pacientes IVF que puedes leer con tranquilidad, incluso puedes hablar con nosotros para preguntar sobre tu caso en particular.

Nosotros solo queríamos mostrar nuestra gratitud por haber depositado en nosotros tu confianza y valentía, gracias a ti podemos hacer lo que mejor sabemos, cumplir un sueño común de convertirte en mamá.

Si algún día quieres contar tu caso, ponte en contacto con nosotros, sabemos cómo hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *