Go to Top

Instituto Vasco de Fertilidad

TU TRATAMIENTO PERSONALIZADO
Donante de óvulos

¿Quieres ser donante de óvulos? Leer más

Leer más
Preservación de la fertilidad

Destacados IVF

“Si no hubiera sido por el estudio genético, todavía seguiría intentando quedarme embarazada”.

Entrevista a Silvia T.G

Embarazada y a punto de dar a luz a su bebé, Silvia nos cuenta su experiencia en IVF Donostia. La técnica del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP-PGS) ha sido clave para su embarazo. En esta entrevista Silvia nos cuenta su proceso, especialmente agradecida al equipo de IVF Donostia que ha hecho posible su sueño de ser madre.

Cuando acudiste a IVF Donostia ¿era el primer tratamiento que realizabas?

Cuando acudí a IVF Donostia era la primera vez que me ponía en contacto con un centro de reproducción asistida. Llevaba mucho tiempo pensándolo y, sin darme cuenta, llegaron los 40, los 41 y pensé, “es ahora o nunca”.

Antes de acudir a IVF Donostia contacté con otro centro para solicitar información, sin embargo, la primera impresión no fue tan buena, y por eso me decidí por el equipo de Yosu Franco. En la primera consulta informativa con Yosu Franco y Elisa Perez me resultaron muy buenos profesionales, gente muy natural y empática, y me gustó mucho cómo me explicaron todo el proceso.

¿Por qué crees que el Diagnóstico Genético Preimplantacional ha sido determinante en tu embarazo?

A pesar de tener más de 40 años cuando acudí a IVF Donostia, mi reserva ovárica era muy buena y disponía de un número de óvulos muy elevado. Sin embargo, tal y como se demostró después, en mi caso la cantidad no estaba ligada a la calidad.

Con el primer estudio que me realizaron y mi diagnóstico, desde el comienzo hablamos de realizar una Fecundación In Vitro con la técnica ICSI. Me explicaron en qué consistía el procedimiento y fue ahí cuando me hablaron del Diagnóstico Genético Preimplantacional por primera vez. Yo no lo conocía. Es un estudio indicado para tratamientos en mujeres de edad avanzada, es decir, a partir de los 37 años. Siguiendo la recomendación de los profesionales decidí apostar por ello.

¿En qué consiste la técnica del DGP-PGS?

Uno de los principales problemas de retrasar la maternidad, además de la disminución del número de óvulos, es la aparición de alteraciones cromosómicas en los mismos.

La técnica consiste en estudiar los embriones genéticamente en día 5 de desarrollo y analizar si existen o no posibles alteraciones cromosómicas en los embriones. De este modo los embriólogos pueden seleccionar el embrión sano para la transferencia e incrementar notablemente la tasa de éxito del tratamiento.

En tu caso ¿cuál fue el resultado?

En mi caso estudiar los embriones fue determinante. Con el primer tratamiento obtuvimos 13 embriones pero, tras analizarlos genéticamente descubrimos que sólo tenía 2 sanos. Las transferencias con esos embriones no fueron bien y repetimos el ciclo. En la segunda ocasión no obtuvimos ningún embrión sano. No pudimos realizar ninguna transferencia. El proceso ha sido difícil pero al final lo hemos conseguido.

¿Cómo se gestiona la no transferencia de un tratamiento?

Es duro analizar los embriones y darte cuenta de que, por el resultado obtenido, no vas a poder dar el último paso: la transferencia. Sin embargo, pienso que es aún más duro hacer la transferencia y no quedarte embarazada o, incluso, quedarte embarazada y perderlo al poco tiempo.

En este proceso tan emocional las malas noticias cuanto antes mejor. El DGP-PGS te ayuda a ir directo al embrión sano, a ese que tiene posibilidades de embarazar y descartar todos los posibles tratamientos fallidos. En mi caso hubiera sido intento tras intento, sin resultado. Teniendo 13… ¡imagínate! Creo que me he ahorrado muchos lloros…

¿Cuáles dirías que son los principales beneficios del PGS?

Tal y como he comentado, en mi caso creo que ha sido importante poder disminuir el daño emocional que supone no conseguirlo. Cuando me dijeron que tenía 13 embriones la sensación fue de tener embriones para elegir… Además, desde el momento de la transferencia, sientes que estás embarazada; yo me sentí embarazada desde el primer día que acudí a la consulta.

Poder minimizar el número de intentos, es decir, el sufrimiento que implica no lograr el embarazo es clave para conseguirlo, porque sentirse fuerte también es importante para conseguir tu meta. Por otro lado, también reduces el tiempo del tratamiento.

¿Recomendarías hacerlo?

Es una forma de obtener información muy real de tu situación, así que sí, lo recomendaría. Conozco a más gente que ha acudido a tratamientos de Reproducción Asistida y no les han hablado de la técnica. Tengo que admitir tengo conocidos que también lo han conseguido sin la técnica, no obstante, yo pienso en mi caso y pienso que todavía seguiría intentándolo, dejando en manos de azar dar con el sano o no…

Lo he vivido en primera persona y puedo afirmar que efectivamente la edad dificulta las posibilidades de embarazo. Aunque con 40 años te sientes estupenda, y lo estás, tus células no están como antes y el porcentaje de óvulos sanos se reduce muchísimo. Por eso lo recomiendo, sobre todo si eres una mujer como yo, “mayor” en cuanto a fertilidad se refiere.

De todos modos, las personas que mejor te pueden aconsejar son los médicos y embriólogos, lo importante es que confíes en ellos.

¿Qué destacarías del equipo de IVF Donostia?

Creo que en este tipo de procesos es de vital importancia rodearte de buenos profesionales, que actúen con empatía, te cuiden y te mimen. Yo me he sentido así. Para mí era muy importante no sentirme un número más. He sentido que todo lo que hemos hecho juntos ha sido en clave positiva, porque era bueno para que yo lo consiguiera, y lo he conseguido.

Yo soy una persona que cuando estoy convencida de algo lucho, como muchas personas. Pero sentir el apoyo de que los profesionales que tienes delante creen en que tú puedes es esencial. Ese feedback te retroalimenta y por eso he llegado hasta el final.

Descargar artículo completo del Diario Vasco

Foto: pixabay

Test Panorama, el test prenatal más puntero

Lo último para detectar posibles anomalías cromosómicas del bebé y su sexo de manera no invasiva, es decir, sin riesgo.

Una de las consecuencias más destacables de los embarazos en edad avanzada es el incremento de posibles anomalías en el bebé que se está gestando. Cuanto mayor es la edad de los padres, mayor es la probabilidad de que aparezcan enfermedades u otras complicaciones que afectan directamente al bebé.

Tal y como hemos comentado con anterioridad, durante los últimos años hemos presenciado un incremento en la edad de las mujeres que deciden ser madres y, por esa razón, cada vez son más las parejas que deciden optar por un test prenatal para asegurar que el bebé que esperan está creciendo sin ningún tipo de enfermedad o complicación.

Debido a la evolución de los test en general, a lo que suma el incremento de la demanda, la variedad de test prenatales ha ido creciendo durante los últimos años, con la aparición de test cada vez más precisos, que aportan más información y donde el riesgo para el bebé y la mujer han disminuido significativamente. Es el caso del Test Panorama.

Mediante una simple extracción de sangre, el test prenatal no invasivo (NIPT) Panorama posibilita detectar determinadas anomalías cromosómicas fetales frecuentes, como el síndrome de Down. Asimismo, es el único NIPT que puede detectar la triploidía, una anormalidad cromosómica que puede provocar graves complicaciones en el embarazo que consiste en la aparición de fetos con malformaciones incompatibles con la vida. Este test no comporta ningún riesgo ni para el bebé ni para la madre.

Uno de los principales beneficios del test Panorama es que se puede realizar en la semana 9 de embarazo, a diferencia de la mayoría de test que se realizan a partir de las semana 10-11. El segundo beneficio y es que su metodología incrementa notablemente la fiabilidad de los resultados y hace que disminuya el número de falsos positivos (es el test que presenta la tasa más baja de falsos positivos). Esto es debido a que, durante el embarazo, parte del ADN del bebé se transfiere al flujo sanguíneo de la madre, por lo que mediante esta extracción el test puede seleccionar el ADN del bebé y realizar de esta manera, las predicciones pertinentes. A diferencia de otros NIPT, Panorama posibilita distinguir el ADN del bebé del de la madre, aumentando de forma significativa la precisión del método. Los resultados del test Panorama también aportan información sobre el sexo del bebé de manera precisa, aunque esta información sólo se comunica con previo consentimiento de la pareja o mujer que está embarazada.

El test Panorama mide los resultados en 3 niveles.

  • El resultado de bajo riesgo, que indica que es improbable que el bebé esté afectado por uno de los trastornos previamente mencionados.
  • Resultado de alto riesgo, que significa que existe una un mayor riesgo para que el bebé sufra algunos de esos trastornos.
  • La ausencia de resultado que se produce en un reducido porcentaje de casos y se solicita una segunda muestra de sangre.

Panorama está indicado para las mujeres embarazadas que estén interesadas en conocer si su bebé presenta riesgos de algún problema cromosómico. No obstante, existen algunos casos para los que el test a día de hoy no está indicado como los embarazos múltiples, embarazos con un óvulo donado o gestantes subrogadas y mujeres embarazadas que hayan recibido un trasplante de médula ósea. Consultar en estas situaciones para individualizar los test diagnósticos.

Testimonios next prev

  • Es un momento personal muy difícil, y destacaría sobre todo la capacidad del equipo para tranquilizarte. Yosu explica todo de forma muy clara y natural y enseguida entiendes lo que te van a hacer. Es un equipo con mucha paciencia, muy cercano y siempre dispuesto a ayudar. Les estoy eternamente agradecida por todo lo que me han dado.

    Ricardo González

  • La experiencia de donar óvulos me ha encantado. Me he sentido muy querida, algo que valoro enormemente. El equipo es muy cercano y profesional.

    Jessica Sancho Gómez

  • Cuando supimos que necesitaríamos ayuda para poder ser padres lo tuvimos claro: Yosu Franco. Y no nos equivocamos. El trato fue impecable, siempre pendiente y transparente a la hora de darnos las explicaciones necesarias. Sabíamos, además, todos los avances que existieran estarían a nuestro alcance. Nuestro agradecimiento será para siempre, profesional y personalmente. ¡Gracias!

    Igor