Go to Top

Instituto Vasco de Fertilidad

TU TRATAMIENTO PERSONALIZADO
Donante de óvulos

¿Quieres ser donante de óvulos? Leer más

Leer más
Preservación de la fertilidad

Destacados IVF

Descubrir el mejor momento para conseguir el embarazo con ER Map

No todos los días del período menstrual existe la misma probabilidad de lograr un embarazo. El endometrio es el tejido que recubre el interior del útero y el que se prepara cada mes para la implantación del embrión. Esta estructura experimenta cambios periódicos durante el ciclo menstrual: si tenemos en cuenta que un ciclo menstrual estándar dura 28 días, el momento óptimo para la implantación del embrión ocurre alrededor de los días 19-21. Sin embargo, no todas las mujeres tienen ciclos menstruales de 28 días o puede que el periodo de ventana de implantación no coincida con los días previamente citados. Entonces ¿cómo garantizar que estamos haciendo la transferencia en el mejor momento? Esta decisión es clave y puede repercutir directamente en la tasa de éxito del tratamiento.

El nuevo test personalizado ER Map permite determinar el estado de receptividad del endometrio y conocer con precisión cuándo es el mejor momento para la transferencia del embrión. La prueba analiza la expresión génica de 48 genes que están involucrados en el desarrollo de la receptividad endometrial y la respuesta inmune materna asociada a la implantación embrionaria.

A diferencia de otros test de evaluación endometrial, ER Map ofrece mayor fiabilidad porque incluye la evaluación de genes de respuesta inmune directamente relacionados con el proceso de implantación embrionaria.

Actualmente se estima que un 20% de los casos de fallo repetido de implantación se deben a una ventana de implantación desplazada. La prueba ER Map es la solución para reducir los fallos de implantación para este tipo de causa.

Esta prueba está indicada para todas aquellas mujeres que hayan sufrido fallos de implantación repetidos (3 o más en el caso de mujeres jóvenes y 2 o más en mujeres de edad avanzada) o para parejas que hayan experimentado ciclos fallidos tras la transferencia de embriones de buena calidad. Pero también puede ser de gran utilidad para pacientes que no tengan ningún problema endometrial aparente, útero y grosor endometrial normal (>6cm).

La metodología que se emplea para realizar este test comienza por una biopsia del tejido endometrial para después introducir el material obtenido en el criotubo ER Map. Ese material se refrigera durante al menos 4 horas a 4ºC y posteriormente se envía a temperatura ambiente. Una vez realizado ese proceso, se realiza el análisis de expresión génica y al cabo de 30 días la mujer recibe los resultados en los que se precisa cuándo es el momento óptimo para conseguir el embarazo.

ermap_metodologia_receptividad_endometrial

Gracias a esos resultados, en nuestra unidad de Reproducción Asistida podemos conocer con fiabilidad cuando se produce la ventana de implantación en la mujer que se está realizando el tratamiento y, como consecuencia, aumentamos la probabilidad de conseguir un embarazo.

Imágenes: iGLS

4 razones por las que la tecnología es sinónimo de resultados

Actualmente 1 de cada 5 parejas tiene problemas para conseguir el embarazo de manera natural. Uno de los factores que más afecta en la fertilidad de las personas sigue siendo la maternidad en edad avanzada, lo que genera la disminución en la calidad de los óvulos y espermatozoides.

La principal consecuencia de esta situación ha sido el incremento de los tratamientos de Fecundación In Vitro respecto a otras técnicas como la inseminación artificial. Este tipo de tratamientos suponen el 80 % del total de tratamientos que se realizan actualmente en nuestro laboratorio. En este proceso, la tecnología puede ser la mejor aliada, ayudándonos a los embriólogos a garantizar un cultivo óptimo de los embriones.

A continuación os explicamos 4 razones de cómo la tecnología más revolucionaria, como el Geri+ (con sistema Eeva integrado) puede ser clave para garantizar los mejores resultados.

1. Realizar un seguimiento exhaustivo sin sacar los embriones del incubador:

Gracias a la tecnología time-lapse, una técnica emergente de vigilancia no-invasiva, obtenemos un registro completo del crecimiento del embrión, lo que permite evaluar qué embriones tienen un mayor grado de desarrollo para su transferencia.

Asimismo, durante su cultivo en el incubador, el embrión tiene que someterse a observaciones frecuentes por parte del embriólogo para evaluar su desarrollo. Las técnicas de observación tradicionales se llevan a cabo con un microscopio fuera del incubador, por lo que la manipulación asociada a este procedimiento expone al embrión a posibles condiciones nocivas. Con esta nueva tecnología no es necesario extraer los embriones para su evaluación, de manera que garantizamos las condiciones óptimas durante todo el tratamiento.

2. Incubación independiente

La incubación de los embriones de cada paciente se realiza de manera independiente e individualizada y es posible gracias al diseño y la tecnología del incubador Geri. Cuando hay que realizar una apertura del incubador para la extracción de embriones de un paciente, por ejemplo para su transferencia, no se alteran las condiciones de incubación de embriones de otros pacientes.

3. Sistema Eeva integrado para la selección del mejor embrión.

Es el único software clínicamente validado de evaluación de la viabilidad de los embriones. El sistema Eeva nos aporta información tanto cuantitativa como cualitativa para ayudarnos de manera objetiva en la toma de decisiones.

El sistema evalúa el crecimiento de cada embrión y clasifica a cada uno de ellos en 3 niveles (según su calidad). Este análisis basado en un algoritmo facilita la selección del embrión a trasferir con la garantía de estar seleccionado al que mayor tasa de implantación tiene y, en consecuencia, mayor posibilidad de resultado positivo.

4. Reducción de embarazos múltiples

Poder hacer un seguimiento completo del embrión hasta el día 5, estado de blastocisto, y tener la información de qué embrión tiene mayor tasa de implantación hace que aumentemos las probabilidades de embarazo aun transfiriendo un único embrión. La tasa de implantación de un embrión en día 3 es de 30,5 %, en el caso de los embriones en día 5 es el de 50,1 %.

Una de las consecuencias de la reproducción asistida en la sociedad actual ha sido el incremento de los embarazos múltiples. En IVF Donostia trabajamos con el compromiso de reducir la tasa de embarazos múltiples, es decir, embarazos de riesgo y ofrecer una reproducción asistida más humana.
Por ello optamos por la transferencia de un único embrión, en estado de blastocisto y sabe-mos que con estas tecnologías estamos optando por el mejor, el que mayor tasa de implantación tiene. Nuestro indicador de calidad es la tasa de un bebé sano en casa.

Testimonios next prev

  • Es un momento personal muy difícil, y destacaría sobre todo la capacidad del equipo para tranquilizarte. Yosu explica todo de forma muy clara y natural y enseguida entiendes lo que te van a hacer. Es un equipo con mucha paciencia, muy cercano y siempre dispuesto a ayudar. Les estoy eternamente agradecida por todo lo que me han dado.

    Ricardo González

  • La experiencia de donar óvulos me ha encantado. Me he sentido muy querida, algo que valoro enormemente. El equipo es muy cercano y profesional.

    Jessica Sancho Gómez

  • Cuando supimos que necesitaríamos ayuda para poder ser padres lo tuvimos claro: Yosu Franco. Y no nos equivocamos. El trato fue impecable, siempre pendiente y transparente a la hora de darnos las explicaciones necesarias. Sabíamos, además, todos los avances que existieran estarían a nuestro alcance. Nuestro agradecimiento será para siempre, profesional y personalmente. ¡Gracias!

    Igor